miércoles, 27 de julio de 2016

¿Qué es Bogotá?


Bogotá es calle. Es arte urbano. Las pintadas que convierten la ciudad en el lienzo más grande del mundo. Son los que madrugan los domingos para sacar la bicicleta, es la señora que vende tintos y chicles en la esquina, el que hace trucos en el semáforo y los carritos de cocheritos. El Michael Jackson y el Carlos Vives de la séptima. Es el parque de Simón Bolívar, y la Candelaria, y el mercado de las pulgas. Son las vistas desde la calera o el paraíso consumista que supone la T. Pero también las cigarrerías y los chucitos, el tejo, la pola y el guaro. Los museos gratuitos el último domingo de mes. La ciudad paralizada en cada partido de la selección. Y las empanadas.

Y Bogotá también es calle. Es el mendigo descalzo. Es el que se sube a vender a las busetas y casi te pide que le agradezcas que haga eso en lugar de atracarte en la esquina. Es el trancón y el ruido de bocinas como banda sonora. El coche que no se detiene cuando cruzas la calle. La calle que tiene todas las baldosas rotas. Las papeleras que no existen. El Bronx. El transmilenio que no pasa. La buseta pequeña. El SiTP que lleva 15 personas más del límite. Los ciento cincuenta centros comerciales. Las franquicias que dejan la ciudad sin personalidad propia. El sospechar de todos. El mirar siempre a tu espalda. El esperar lo peor. La falta de metro.




+ + +

Llevo algo más de seis meses en esta ciudad, y todavía no tengo claro qué es Bogotá.

En este blog contaré un poco mis experiencias en la capital Colombiana. Pero no voy a hablar solo de cosas buenas. La idea es contar todo lo que me parezca que merece la pena ser contado. Bueno o malo.